La última carcajada, tributo a Heath Ledger

jokerb

Revisando mis archivos de respaldo he encontrado varios textos que previamente había publicado en otros medios impresos y electrónicos, pero dado que de eso ya tiene algo de tiempo, quiero compartirlos nuevamente con ustedes.

El que ríe al último ríe mejor.
Por Édgar G. Wolv

Uno de los villanos más icónicos dentro del mundo es los cómics es The Joker, o el Guasón como es comúnmente conocido. Dicho personaje según sea el caso ha sido representado como un tipo atormentado, un desquiciado que de demente no tiene nada o un simple bufón que da lástima por su vil semblante. Todas estas facetas se explotan dependiendo del escritor en turno, no obstante, para Heath Ledger el destino fue quien le impuso verse cara a cara con el Joker.

Se dice por ahí que quizá los locos sean las personas más cuerdas, y para los guionistas encargados de escribir las historias del hombre murciélago es muy probable que así sea. Una multipersonalidad cambiante según el estado de ánimo es lo que define al Guasón como uno de los criminales más sádicos. Por que si bien aparenta estar fuera de razón, en términos reales sabe perfectamente lo que desea obtener. Este tipo de perfil psicológico es típicamente el que poseen todos aquellos obsesionados con la grandeza, tal como ocurriera con Ledger al inicio de su carrera cuando rechazó diversos papeles en decenas de proyectos, según él porque estaba esperando que llegara su momento de gloria. Al igual que un asesino aguardó cautelosamente por la oportunidad adecuada y se abalanzó sobre la yugular del éxito. Emocionalmente nunca fue estable y de hecho su rompimiento con Michelle Williams lo dejó inmerso en una soledad que buscó saciar trabajando en exceso; orillándolo a crear una dependencia inusual hacia los fármacos. Atravesando una crisis como esa, durante la filmación de The Dark Knight los papeles se invirtieron, siendo el Guasón quien se apoderó de Ledger al punto de casi llevarlo a la locura debido al insomnio. La personalidad del payaso inherente en el actor desencadenó en él secuelas de trastornos físicos y emocionales que finalmente culminaron con su vida.

joker

Al Joker siempre le ha gustado trascender y en su última carta se mofó de Ledger haciendo que sin descanso y completamente solo en su apartamento, esbozara su última sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: